Errores de redacción de artículos para blog que debes evitar

Tabla de contenidos

En la redacción de artículos para blogs, la comunicación escrita efectiva juega un papel fundamental. La atención del usuario a corto plazo es limitada, por lo que es crucial expresar nuestras ideas de manera clara y coherente para asegurar que nuestro mensaje llegue a los lectores de forma efectiva.

Asimismo, debemos tener en cuenta que una redacción deficiente puede tener un impacto negativo en el SEO de nuestro contenido. Si no redactamos correctamente las palabras clave que buscamos posicionar o no consideramos la experiencia del usuario, estaremos limitando nuestra capacidad para atraer tráfico desde los motores de búsqueda y aumentar la tasa de rebote.

En este artículo, nos centraremos en identificar y corregir los errores de redacción más frecuentes en la redacción de artículos para blogs. El objetivo final es lograr una comunicación escrita efectiva que transmita nuestras ideas de manera clara, coherente y atractiva para los lectores.

Falta de estructura y organización

La falta de una estructura y organización adecuadas puede dificultar la comprensión del artículo. Es importante evitar errores comunes como la ausencia de párrafos bien estructurados, la falta de una introducción atractiva y una conclusión coherente. Para mejorar la estructura y organización de nuestro texto, es fundamental seguir pautas lógicas y asegurarnos de que nuestras ideas estén organizadas de manera coherente y secuencial.

Es recomendable planificar y reflexionar sobre lo que deseamos transmitir. Definir claramente el tema y las ideas principales nos ayudará a mantener el enfoque y la coherencia en nuestro escrito. Igualmente, investigar sobre la estructura recomendada para el tipo de artículo que deseamos escribir puede ser beneficioso. Cada tipo de artículo puede tener una estructura específica que facilite la organización de nuestras ideas y mejore la comprensión por parte del lector.

Cuando comenzamos una redacción, es fundamental captar la atención del lector con un inicio atractivo que despierte su curiosidad. Además, al finalizar, es importante ofrecer un cierre contundente que satisfaga la intención del usuario o brinde una reflexión significativa. Adaptar el lenguaje y los temas al público objetivo es clave, considerando que no todos los lectores leen un texto completo. Nuestro objetivo principal es mantener su interés a lo largo del artículo.

Errores de redacción de artículos para blog que debes evitar
Foto de Storyset en Freepik

Uso incorrecto de la gramática y la puntuación

Uno de los errores más frecuentes en la redacción está relacionado con el uso incorrecto de la gramática y la puntuación. Con frecuencia, tendemos a escribir de la misma manera en que hablamos, dando como resultado párrafos demasiado extensos, oraciones incoherentes y una falta de uso adecuado de los signos de puntuación.

Existen errores gramaticales como la separación incorrecta del sujeto y el predicado mediante comas, así como la generación de discordancias entre ellos, que son frecuentes cuando el sujeto se refiere a un grupo de personas. Otro error común es la falta de coherencia en el uso del sujeto a lo largo del texto, alternando entre la primera persona singular, la primera persona plural y la tercera persona singular, pudiendo generar confusión al lector.

Si bien los errores de puntuación son comunes, es fundamental prestarles atención. Esto cobra mayor importancia al crear contenido para Internet, considerando que el público digital a menudo tiene poco tiempo para leer. Por lo tanto, se recomienda utilizar frases cortas que faciliten la lectura y sean más fáciles de comprender.

Repeticiones y falta de vocabulario

Con el fin de mejorar la calidad de nuestro texto, es recomendable evitar repeticiones innecesarias y utilizar un vocabulario variado. En ocasiones, caemos en la trampa de repetir palabras o ideas que limitan la riqueza y el impacto de nuestro escrito. Una forma efectiva de ampliar nuestro vocabulario es entendiendo cómo hacer una búsqueda de palabras clave, de modo que sea el propio algoritmo el que nos indique qué términos debemos usar. Hablaríamos, en este caso, de una redacción subordinada (es decir, aquella que no es 100 % libre, sino que debe cumplir ciertas normas para adaptarse a un formato, como es el digital).

Cuando escribimos, es útil reconocer y eliminar muletillas o expresiones innecesarias que no aportan valor al contenido. Estas suelen ser términos genéricos que disminuyen la precisión y claridad de nuestro artículo. En cambio, es preferible utilizar palabras específicas para abordar cada tema en particular. Al emplear un lenguaje más preciso y concreto, logramos transmitir nuestras ideas de manera efectiva y facilitamos la comprensión por parte del lector.

Falta de revisión y edición

Los errores ortográficos y de tipeo pueden distraer al lector y afectar negativamente la percepción de nuestra escritura. Para garantizar la precisión en nuestro texto, es recomendable utilizar herramientas como correctores ortográficos y gramaticales. No obstante, no debemos depender exclusivamente de ellas. La revisión minuciosa de nuestro texto, prestando atención a los detalles y realizando unas tres lecturas (dos de ellas, con unas 48 horas de separación, si es posible), nos ayudará a identificar y corregir los errores ortográficos y de tipeo que puedan haber pasado desapercibidos.

Además, la revisión y edición son pasos fundamentales para garantizar que nuestro escrito sea claro, coherente y esté libre de errores. Algunos consejos para llevar a cabo una revisión efectiva incluyen leer en voz alta, solicitar la ayuda de otra persona para obtener una perspectiva externa y aprovechar el feedback como una herramienta clave para mejorar tu texto. Aprovechar el medio en el que nos encontramos, Internet, nos brinda la oportunidad de editar y actualizar nuestros artículos de manera regular, garantizando su calidad y relevancia a lo largo del tiempo.

En resumen, los errores de redacción pueden afectar negativamente la calidad de nuestra comunicación escrita. En este artículo, hemos abordado los errores de redacción más comunes, como la falta de estructura y organización, el uso incorrecto de la gramática y la puntuación, las repeticiones y la falta de vocabulario, y la falta de revisión y edición. ´Estos son los principales errores de redacción de artículos para blog con los que tus temas están perdiendo posicionamiento (aunque es posible hacer que vuelvan a ganarlo, claro está). Recuerda que la redacción efectiva es una habilidad valiosa que puede influir en nuestra capacidad para transmitir nuestras ideas de manera clara y persuasiva. ¡Saquemos partido de las ventajas que brinda escribir online para pulir nuestras habilidades y alcanzar mejores resultados en el negocio!

¿No quieres perderte nada? Únete a nuestra newsletter

Recibe las novedades y tendencias del sector del marketing directamente en tu buzón

    Scroll al inicio