Cómo potenciar y desarrollar tu marca personal

Pasos esenciales para potenciar tu marca personal

La influencia y el asentamiento de las redes sociales como uno de los principales medios de comunicación ha acentuado la necesidad de contar con una marca personal para triunfar profesionalmente en algunos sectores.

La marca personal se refiere a la forma en la que el resto de personas nos ven a través de las acciones que llevamos a cabo en el mundo profesional. Nos sirve para diferenciarnos y conseguir un mayor éxito profesional. Sin embargo, para ello, tenemos que ofrecer habilidades y experiencias únicas.

En este post te explicaremos los pasos a seguir para potenciar tu marca personal y generar nuevas oportunidades, metas y objetivos.

 

1. Define tus objetivos

El primer paso a seguir para tener una buena marca personal es preguntarnos: dónde queremos estar y cómo queremos que nos vean. Es fundamental, pues las respuestas a estas preguntas nos ayudarán a establecer unos objetivos concretos y nos servirán para seleccionar las herramientas más útiles para lograrlas. ¡Ojo! Aprovechar el tiempo al máximo es algo imprescindible.

Por lo tanto, la definición de nuestros objetivos será nuestra primera tarea. Otras cuestiones que también nos podemos plantear pueden ser conocer un mayor número de personas, vender más, generar nuevas oportunidades, etc. Aunque tengamos muchos objetivos es importante que nos centremos en los más esenciales para no perdernos.

Los objetivos han de siempre SMART. Es decir, específicos, medibles, alcanzables, realistas y cuantificables en el tiempo.

Definir los objetivos es el primer paso a seguir para potenciar tu marca personal

Aunque tengamos muchos objetivos es importante que nos centremos en los más esenciales para no perdernos. Fotografía de RawPixel.

 

2. Determina tu público

Todo, asbolutamente todo, debe estar dirigido a un público en concreto. De hecho, es importante definir las estrategias a llevar a cabo como primer paso, pero determinar el público objetivo también lo es. Definir nuestro público objetivo nos ayudará a establecer el contenido a publicar para potenciar nuestra marca y cumplir nuestras metas.

Es cierto que un buen contenido tiende a atraer una gran audiencia o público. No obstante, este hecho por sí solo no asegura el éxito, ya que no garantiza que este sea el público objetivo adecuado para tu marca. Por ello, habría que hacer un estudio más preciso y segmentar de manera adecuada. Por consiguiente, tenemos que tener claro que el público está estrechamente ligado a los objetivos y al éxito.

 

3. Define tu mensaje

Una vez tengamos los dos pasos anteriores atados y bien planteados, vamos tomando conciencia de lo que puede llegar a ser nuestra marca personal. Ahora es el momento de concretar nuestros mensajes y el tono de la comunicación.

Este punto es un poco complejo, ya que consiste en tener claro qué queremos decir y cómo lo queremos decir. La comunicación es fundamental y por eso debemos prestar atención a las particularidades de cada canal social, pues cada plataforma es un mundo con características diferentes. No es lo mismo publicar una foto en Instagram que en Twitter.

Aún así, el uso de palabras concretas, comunes y narrativas cortas es un consejo a llevar a cabo en el desarrollo de nuestra marca personal. Eso sí, siempre siendo fiel a lo que somos, que sean mensajes que nos describan, que sean siempre positivos y motivadores. Capaces de hacer que el público empatice con nosotros, que sienta confianza.

Por último, debemos tener claro que el mensaje y el tono de la comunicación puede irse modulando con el tiempo, en función de la demanda del público objetivo, que puede querer algo más informativo, emocional o cercano.

Tras los objetivos y el público toca definir el mensaje y el tono de la comunicación

Debemos tener claro qué queremos decir y cómo lo queremos decir, ya que la comunicación es fundamental. Fotografía de RawPixel.

 

4. Diseño de calidad

El diseño es otro de las cuestiones más importantes de la marca personal, así como de cualquier web o blog. Disponer de buen material fotográfico, diseño web, etc. es fundamental, aunque si acabamos de empezar, probablemente tengamos que optimizar los recursos y, ya a futuro, contratar un tercero para que cree diseños de calidad o nos forme para poder realizarlos nosotros. Recuerda que los usuarios toman sus decisiones de compra por lo que ven, sienten y escuchan.

El dicho ”vale más una imagen que 1000 palabras” es toda una realidad. No existe marca personal de éxito que no esté asociada a una imagen y esta imagen ha de responder a las cualidades y características que caracterizan a dicha marca. Debe existir una coherencia entre marca personal y la imagen que proyecta.

Las fotos son el instrumento básico para mostrar tu imagen hacia los demás. Evita las ediciones caseras, oscuras, borrosas y, en general, fotos de poca calidad. En el caso de las redes sociales, muestran un lado más personal.

Los artículos también son importantes. Es mejor hacer uno bien elaborado que cuatro mal hechos. El contenido siempre debe ser de interés para nuestro público y, sobre todo, ser de utilidad. Al haber mucha competencia tenemos que diferenciarnos del resto. Demos nuestro toque personal.

El diseño es imagen y, como tal, ha de estar realizado de manera profesional, lógica y racional. Cualquier fallo en este aspecto puede hacer que el público descarte nuestra marca. Puedes echar un vistazo a nuestro artículo de cómo hacer contenido viral y descubrir algunos tips para crear contenido de éxito para generar una mayor visibilidad de la marca.

 

5. Destaca tus atributos

Todas las marcas personales tienen algo que las hace diferentes, porque son las personas las que están detrás. En ellas, destacan los atributos de la persona, su personalidad, lo que le inquieta, le preocupa o le emociona.

Debemos intentar siempre ser nosotros mismos y evitar aparentar ser otro, pues el público identifica cada vez más lo ficticio de lo real. No debemos temer a ser quienes somos. De hecho, ninguna marca personal es peor que otra. Habrá perfiles más divertidos, más serios o más atractivos. No dejemos de ser nosotros mismos solo por encajar: siempre habrá personas/clientes que se identificarán con nosotros.

Siempre tenemos que ser nosotros mismos y no intentar o aparentar ser otro

La marca personal refleja nuestros atributos, personalidad e inquietudes. Fotografía de RawPixel.

 

6. Ten tu opinión

Es bueno que lo usuarios vean y conozcan tu opinión, ya que así permites que te conozcan un poco más. Estas opiniones siempre deben aportar algo, pues no solo vale comentar por comentar, creando contenidos vacíos. En vez de publicar un comentario diciendo que te encanta un artículo, aporta algo más: una pregunta inteligente o comparte tu postura con respecto a lo publicado.

Dando nuestra opinión y visión, conseguiremos diferenciarnos de la competencia y fortalecer nuestra marca personal. Al igual que con el mensaje y el tono de comunicación, aquí también puede ocurrir que con el tiempo reforcemos nuestras creencias, valores y la forma en la que nos comportemos en función de cómo vaya evolucionando todo.

 

7. Paciencia

El éxito en nuestra marca personal es el trabajo y la constancia: claves para el triunfo. La marca personal es un trabajo que ha de realizarse todos los días.

Como dice el dicho “el secreto de la naturaleza es la eterna paciencia”. Con paciencia, constancia y calidad en nuestros contenidos lograremos nuestros objetivos. La necesidad de trabajar la marca personal todos los días se debe a que vivimos de la audiencia, del público que hayamos ido consiguiendo con cada uno de nuestros movimientos, un público que pide información e interacción para que sigan con nosotros.

Sin dejar de lado la importancia de los contenidos, debemos marcarnos una rutina de interacción en redes sociales y distintas plataformas con el fin de dar más visibilidad a nuestra marca. Este tipo de acciones han de estar organizadas y bien programadas para poder brindar un equilibrio coherente y con sentido.

El éxito en nuestra marca personal es el trabajo, es la única clave del triunfo

Con paciencia, constancia y calidad en nuestros contenidos lograremos lo que nos hemos planteado desde el inicio. Fotografía de RawPixel.

 

CONCLUSIÓN

Llegados a este punto, esperamos que pongas en práctica los siguientes pasos para potenciar y desarrollar la marca personal. Construir una marca personal es una carrera de fondo en el que el mayor obstáculo es desistir y dejar las cosas a medias. Recuerda que tu marca sirve de currículum y de vehículo para encontrar nuevas oportunidades.

 

En Klawter somos especialista en el marketing digital y contenido. Si tienes dudas o necesitas ayuda con respecto a tu marca personal, ¡contáctanos!

Klawter – Agencia de Marketing Digital

 

Cómo potenciar y desarrollar tu marca personal
Rate this post

Comentarios: 0